El Fruto Prohibido

Y allí estaba, colgaba de un árbol. Era apetitoso a la vista, de un rojo intenso, tan grande que no se podía abarcar con una sola mano. Él lo vio, y cuando se acercó, ella ya estaba allí. Observándolo con detenimiento. Y así pasaron minutos, incluso, horas. Hasta que ella habló: -Deberíamos irnos- dijo ella. -Lo sé, pero no puedo dejar de verlo- repuso él. Ella pensaba lo mismo.

 

Sabían que no debían tocarlo, algo interno se los decía... pero lo veían tan jugoso, tan lleno de vida, que les resultaba imposible resistirse.

 

Y sucedió así: ella tendió sus manos, temblorosas, pero decididas. Sus delicados dedos tocaron la sedosa corteza escarlata. Estaba extasiada. Nunca había visto algo semejante.

 

Él la miraba a ella, de pie, junto al mismo árbol. En el fondo la admiraba, y al mismo tiempo: la temía. Sabía que todo eso estaba mal, lo supo desde el inicio. Pero se mantuvo mudo durante todo el tiempo.

 

...

 

Sus dientes se enterraron en aquél maravilloso fruto. Al tocar su paladar: lo sintieron. Era amargo, como ninguna otra cosa en el mundo. Agrio y ácido. Sus rostros, contraídos por el desagradable sabor, se llenaron de una erupción totalmente descontrolada... De sus bocas comenzaron a salir larvas de cienmil tipos de bichos distintos. Su piel, inició a corromperse. Ya podrida, se caía a pedazos. Pero no morían, y se preguntaban por qué. Se preguntaban por qué no acababa ese suplicio. Aunque no los atormentaba su estado físico tanto como el sentimiento de culpa, que los corroía internamente.

 

De hecho, nunca murieron, se aislaron en un lugar inhóspito de tierra yerta, donde se rascan sus llagas aún en carne viva.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    JD (domingo, 13 junio 2010 11:55)

    Beeeeendito... tu relato es más trético que el Génesis... o talvez está en Lamentaciones...

  • #2

    Angel Juárez (domingo, 13 junio 2010 21:19)

    buena alternativa, ¿no? revisálo con ojos distintos... intentá encontrar símbolos significativos

  • #3

    JD (domingo, 20 junio 2010 12:48)

    Ok, pq eso del fruto rojo, a menos q sea "el malum", la declinación latina mal interpretada y asumida por muchos