743 Días

Hoy, después de 743 días, me siento felíz. Sí, felíz. Aunque, no lo niego, he pasado por buenos momentos en este tiempo transcurrido. Tiempo difícil que me marcó como el hierro caliente a los cuartos traseros del ganado. Pero tiempos necesarios.

 

Y no quiero que mi exteriorización sea malinterpretada. Ya que los únicos verdugos han sido e: el tiempo, y yo mismo.


Han sido tiempos de inseguridad

Tiempos de tristeza y soledad.

Un tiempo que solía escocer

pero, como al fénix, me hizo renacer

Un camino largo y tortuoso

pero miento si digo que no fue provechoso.

Y tuve que hacerlo sin compañía

pues de  lo contrario no serviría

(j)

...


"(...) no hay nada eterno. Ni el fracaso o la victoria. Ni el verano o el invierno". -BS-

Escribir comentario

Comentarios: 0